Todos los días acuden a mi consulta personas preocupadas por los lunares, manchas en la piel, su textura, arrugas o vasitos dilatados (telangiectasias). Puede parecer que todos estos pacientes y sus motivos de consulta tienen poco que ver, pero la realidad es que todos acuden por la misma causa, problemas derivados del fotoenvejecimiento de la piel, los efectos negativos que acumula nuestra piel por efecto del sol.

Efectos negativos del sol en la piel

Si en algo ponemos énfasis los dermatólogos, de manera casi obsesiva, es en la necesidad de proteger nuestra piel de la radiación ultravioleta emitida por el sol, y esto es porque tenemos muy claros y muy presentes los efectos que tiene sobre la misma.

  • EN LA EPIDERMIS (capa superficial de la piel)
    • Aparición de manchas.
    • Daño celular que puede dar lugar a cáncer de piel; queratosis actínicas, carcinoma basocelular, carcinoma epidermoide y melanoma son los más frecuentes.
  • EN LA DERMIS (cada profunda de la piel)
    • Desaparición de colágeno y fibras elásticas, perdida de consistencia y elasticidad, con la consecuente aparición de arrugas y flacidez.
    • Se agrandan los vasos sanguíneos superficiales y aumenta su fragilidad, especialmente en escote y cara, produciendo cuperosis (telangiectasias) y hematomas.
    • Deshidratación crónica, la piel va perdiendo capacidad para retener agua.

Como prevenir el fotoenvejecimiento

Estoy segura que tras leer esta lista de problemas derivados de la exposición a la radiación solar, querrás saber qué puedes hacer para prevenir ese daño. Se resume de forma simple: evitar la radiación solar, especialmente en esos momentos de sol intenso en que quema o pica. Estas son algunas medidas concretas:

  • Evita exponerte al sol durante las horas de máxima radiación. En general se considera que el nivel de radiación es alto a partir de un índice UV de 6. Puedes instalar en tu móvil aplicaciones como ultraviolet-UV index, que te permitan saber las horas de máxima radiación solar según tu ubicación. Muchas aplicaciones de las que nos ofrecen la predicción meteorológica incluyen este índice.
  • Promueve el uso de medidas de protección físicas: permanecer a la sombra, usar sombrero amplio, gafas de sol, ropa fresca de manga larga, bañadores largos o neoprenos.
  • Usa fotoprotector con un factor de protección de al menos 30+, repitiendo la aplicación cada 2 horas. Mejor cremas minerales en niños, personas con piel sensible y por supuesto todas aquellas que quieran evitar el uso de filtros químicos.
  • Bebe mucha agua para evitar la deshidratación.
  • No acudas al solarium, es una actividad totalmente innecesaria que aunque a corto plazo nos permite lucir un moreno atractivo, a medio plazo perjudica seriamente la calidad de la piel y aumenta el riesgo de aparición de cáncer.
  • Quemarse es irreversible y cuando ocurre se producen muchos radicales libres, destrucción de los componentes de la piel y daño acumulativo que incrementa el riesgo de cáncer, no arriesgues y no te quemes.
  • Al llegar a casa, limpia la piel con agua fresca y aplica crema hidratante.

Noto fojoenvejecimiento en mi piel ¿ahora que puedo hacer?

Si tu piel ya muestra cambios secundarios al fotoenvejecimiento, hay algunas cosas que podemos hacer para paliar o retroceder ese daño, siempre considerando que no existen tratamientos milagro que como una goma de borrar o una máquina del tiempo, devuelvan la piel a la juventud; hay que aceptar que nunca volverá a ser como antes, pero sí podemos mejorar su aspecto y recuperar un estado más saludable.

  • Aplica fotoprotección de forma diaria y si es necesario, valora con tu médico si es oportuno añadir complementos de vitamina D.
  • Visita a tu dermatólogo para detectar de manera precoz lesiones cancerosas. La detección precoz de ciertos tumores como el melanoma pueden salvarte la vida.
  • Aplica cremas con retinoides. Los retinoides estimulan la dermis y la epidermis, ademas mejoran el aspecto general de la piel y reparan la célula disminuyendo el riesgo de algunos cánceres de piel. En casos avanzados de deterioro, recomendamos que la pauta sea vigilada por un dermatólogo, ya que puede necesitar dosis altas de estos principios activos que no se encuentran en cosméticos comerciales para poder notar sus efectos.
  • Valora realizar tratamientos médicos que reparen el daño producido. Cada piel es diferente y los cambios que puede sufrir también, por lo que algunas personas necesitarán actuar en todas las capas de la misma, mientras que otras se beneficiarán de tratamientos más suaves y superficiales.

Para reparar manchas y uniformizar el tono de la piel, recomendamos tratamientos despigmentantes, peeling profundos y láser específicos.

Para incrementar el colágeno de la piel se pueden realizar tratamientos como láser ablativos o no ablativos, micropunción (mesoterapia) o radiofrecuencia.

Bibliografía:

Deja un comentario