La tecnología láser para rejuvenecimiento facial nos acompaña desde finales del siglo pasado y está siempre en constante cambio y evolución. Diversos láseres y tecnologías han sido desarrollados para el rejuvenecimiento de la piel; IPL, láser de neodimio, erbio, CO2, resonancia magnética, radiofrecuencia, o microinyecciones. 

El objetivo del tratamiento con láser de CO2 o Erbio denominado resurfacing es disminuir las arrugas, manchas, disminuir la laxitud y mejorar la textura de la piel que se va deteriorando con el envejecimiento, especialmente en pieles claras que se dañan más por el sol. Cuando hablamos de rejuvenecimiento mediante resurfacing solemos referirnos exclusivamente a técnicas con láser ablativo de CO2 o Erbio, aunque recientemente también podemos encontrar la palabra resurfacing unida a tratamientos con láseres no ablativos. A continuación intentaré explicar los detalles de forma sencilla para poder distinguir las diferencias entre estos tratamientos comúnmente denominados resurfacing y qué podemos esperar en cuanto a resultados.

Láser resurfacing ablativo vs no ablativo

En primer lugar, cuando decidamos realizar un tratamiento de rejuvenecimiento con láser debemos conocer si se trata de un láser ablativo o un láser no ablativo. En los láseres ablativos la luz que emite el láser realiza pequeños orificios microscópicos en la piel que profundizan en forma de columna, literalmente pelando la capa más superficial y gastada que presenta manchas y arrugas. Además, al transmitir esa energía no solo produce la diminuta columna quemada de la que hablamos, sino que emite calor en la zona inferior de la piel tratada, produciendo un efecto lifting o de tensión de la misma. 

En el caso de los láseres no ablativos, la luz del láser produce coagulación de las proteínas, muy parecido a lo que ocurre a un huevo crudo cuando lo cocemos, el efecto es que el cuerpo reemplaza esa microcolumna coagulada produciendo tejido nuevo. 

Ventajas de láser ablativo

  • Sobre todo, mayor efecto con menos sesiones.
  • Mayor eficacia para eliminar pigmentaciones y arrugas.
  • Efecto lifting o tensor.

Desventajas del láser ablativo

  • Mayor tiempo de recuperación: entre 3 y 7 días con marcas.
  • Mayor posibilidad de efectos secundarios indeseables: infecciones, aparición de manchas, quemaduras profundas.

Ventajas del láser no ablativo

  • Menos tiempo de recuperación e incorporación inmediata a la vida normal.
  • Menos efectos secundarios indeseables y graves, especialmente menos quemaduras y manchas.

Desventajas del láser no ablativo

  • Necesidad de realizar varias sesiones para notar el efecto.
  • Mínimo efecto tensor.
  • Menor eficacia en tratamiento del foto daño (pigmentaciones y arrugas).

Mi consejo es que si uno puede pasar 4/7 días fuera del ámbito social, la mejor opción es el láser ablativo. El láser no ablativo es una buena opción como complemento o para personas que tiene que incorporarse de forma inmediata a la vida social.

Láser fraccionado vs láser no fraccionado

La segunda cuestión a tener en cuenta a la hora de decidir nuestro tratamiento es si se va a hacer mediante láser fraccionado o láser no fraccionado. A principios de este siglo aparecieron en el mercado los láseres fraccionados que revolucionaron los tratamientos de resurfacing. La técnica es muy parecida a la clásica (no fraccionada) pero la tecnología evolucionó para ser capaz de dividir el haz del láser en pequeños pixeles. Para ser gráficos, es como si pasásemos el láser por un colador y dividiese el haz para que penetrase en la piel de manera alterna, tratando una zona de piel de densidad variable, en lugar de someter toda la piel al tratamiento.

Ventajas de láser fraccionado

  • Menor tiempo de recuperación.
  • Menor tiempo de enrojecimiento posterior.
  • Menos complicaciones: disminución de discromías secundarias al tratamiento, disminución de infecciones, disminución de quemaduras profundas.
  • Menos dolor.

Desventajas de láser fraccionado

  • No hay estudios controlados comparando al láser fraccionado con el mismo láser no fraccionado, aunque teóricamente el efecto tensor podría ser menor en el fraccionado, los estudios no controlados sugieren que es similar en los dos casos.

Mi consejo es en todos los casos realizar resurfacing con láser fraccionado, ya que su efecto es muy similar, pero con menos complicaciones y menor tiempo de recuperación. 

Láser de CO2 vs láser Erbio

La diferencia entre los láseres ablativos de CO2 y Erbio son básicamente la intensidad del tratamiento y el daño térmico. En el caso del láser de CO2, se consigue una penetración hasta 4 veces más profunda que el Erbio.

Ventajas del láser CO2

  • Mayor efecto con menos sesiones y con menos disparos en el mismo punto, además el tratamiento es más rápido.
  • Mayor eficacia para eliminar pigmentaciones y arrugas.
  • Mayor efecto lifting o tensor.

Desventajas del láser de CO2

  • Mayor tiempo de recuperación (3/5 días con costra)
  • Mayor posibilidad de efectos secundarios indeseables: infecciones, aparición de manchas, quemaduras profundas.

Ventajas del láser ablativo Erbio

  • Menos tiempo de recuperación: 2/3 días con costra.
  • Menos efectos secundarios indeseables graves, especialmente menos quemaduras.

Desventajas del láser erbio

  • Necesidad de realizar 2 o 3 sesiones para equipararse con 1 de CO2.
  • Necesidad de realizar varias pasadas con el láser por el mismo punto.
  • Menor efecto tensor.

Mi consejo es que ante la posibilidad de poder elegir, escojamos el tratamiento con láser CO2 para unos mejores resultados, aunque se pueden conseguir resultados similares con ambos láseres. Recomendamos siempre ponerse en manos expertas y respetar totalmente las indicaciones del médico para evitar efectos secundarios indeseables.

Consideraciones antes de llevar a cabo un tratamiento de Resurfacing

Debemos tener en cuenta varias consideraciones si nos decantamos por realizar un tratamiento de resurfacing:

  1. Acude siempre a un lugar que te de confianza. Aunque en ocasiones se utiliza la palabra resurfacing para referirse a tratamientos suaves con pocos problemas, la eficacia del láser y la aparición de efectos secundarios o indeseables siempre dependen de la formación del personal que lo utiliza, pudiendo presentarse más complicaciones si no hay una correcta formación en lo que atañe a la piel o a la utilización de los dispositivos.
  2. Prepara tu piel. Evita la exposición solar durante al menos las 2 semanas previas al tratamiento. Si tu piel tiene tendencias a herpes o infecciones bacterianas, puede ser necesario tomar un tratamiento profiláctico para evitarlos. En caso de tendencia a pigmentaciones o piel muy gruesa puede ser deseable preparar la piel con algún tratamiento en crema unas semanas antes de realizar el tratamiento.
  3. Elige las fechas. Es importante tener en cuenta el tiempo de recuperación de los tratamientos, así como sus raras, pero posibles complicaciones. Siempre desaconsejamos realizar tratamientos justo antes de un viaje al extranjero o un evento importante (por ejemplo una boda). En ocasiones también puede ser positivo comentar previamente el tratamiento con tus allegados para que estén preparados ante la transformación que sufre la piel inmediatamente después del tratamiento y durante el tiempo de recuperación.
  4. Evita realizar los tratamientos si en los próximos 30 días vas a estar muy expuesto al sol. Los tratamientos no pueden coincidir con los meses de verano, viajes a la playa, viajes a la nieve u otros sitios muy soleados ya que puede dar lugar a manchas.
  5. Utiliza los tratamientos recomendados posteriores al resurfacing, habitualmente cremas regeneradoras y de tratamiento, pero también puede ser necesaria la administración de antibiótico o antivírico oral.
  6. Ten paciencia. Aunque ciertos efectos como la mejoría de la textura, disminución de manchas o de los poros puede verse de forma casi inmediata, muchos cambios se producen de forma progresiva durante los siguientes meses. Se recomienda esperar un mínimo de 3 meses para valorar cambios como la disminución de las arrugas.
  7. Se realista. Los resurfacing son tratamiento muy buenos, con resultados normalmente muy apreciables, pero el láser no es una goma de borrar. En ocasiones, las marcas más profundas requerirán de varias sesiones. Las arrugas dinámicas o surcos por caída de estructuras como los nasogenianos necesitarán tratamiento complementario de relleno con ácido hialurónico o toxina botulínica para un mejor resultado.

Deja un comentario