fbpx
Skip to content
CITA PREVIA 900 80 94 91
SANTIAGO DE COMPOSTELA

Para evitar el melanoma, «prevención y autoexploración»

Llega la primavera y con ella los primeros rayos de sol. Empieza nuestra misión anual veraniega y como cada año, los dermatólogos debemos recordaros la importancia de la protección solar y la vigilancia de los lunares, que es en la que nos centraremos en este artículo.

La mayoría de los lunares (a los que nosotros llamamos nevus) presentan un contorno regular, forma redondeada u ovalada y color uniforme. A veces están presentes al nacimiento y otros muchos irán apareciendo progresivamente a lo largo de la vida. Pueden situarse en cualquier parte de la piel, desde el cuero cabelludo, hasta los ojos y uñas.

¿Dónde está el problema?

El problema aparece cuando lo que nos sale no es un lunar aunque se pueda confundir con uno, sino un melanoma, que es un tumor maligno y agresivo, que para colmo de males puede afectar a personas jóvenes y tiene altas tasas de mortalidad.

Autoexamen. La Regla ABCDE.

Es importante que despues de leer esto no nos alarmemos, ya que hay trucos que nos ayudan a reconocer cuando un lunar debe ser consultado y cuando no. Uno de estos trucos de autoexamen, muy facil de recordar para los pacientes es la regla ABCDE.

Asimetría: si dividimos un lunar en dos partes, están deben ser parecidas o superponibles.

Bordes: consideramos que son irregulares cuando tienen entrantes y salientes.

Color: debe ser homogéneo, si un lunar aparece de 2 o más colores, el riesgo de que sea maligno es mayor. Lo que no quiere decir que necesariamente lo sea.

Diámetro: al medir el lunar de un extremo al otro, más de 6 mm, implica mayor riesgo; menos de 6 mm lo consideramos un dato de benignidad.

Evolución: cambios recientes o aparición de síntomas y molestias como picor o sangrado nos sirven de alarma.

Otro signo que es importante conocer es el signo del patito feo: nos referimos a un lunar diferente a los demás, que nos llama la atención si lo comparamos con el resto, aunque no incumpla la regla del ABCDE que comentamos anteriormente.

¿Que hacer si me encuentro un lunar que no encaja?

Si alguno de tus lunares incumple esta regla o tienes alguna duda, es útil consultarlo con un especialista, quien mejor te podrá ayudar es el dermatólogo. Una revisión periódica siempre nos quitará de dudas, pero la literatura científica no apoya revisiones regulares, se puede vivir tranquila, con autoexploraciones periódicas siempre y cuando nuestros lunares se encuentren dentro de la normalidad y acudir al médico en cuanto surja cualquier duda.

Deja un comentario





Scroll To Top